Miguel Delibes, el rey destronado

Miguel Delibes

@jb. Miguel Delibes quería que le recordaran como una buena persona, o, como mínimo que “no era mala persona”. Eso ya es toda una declaración de humildad. No conocí a Miguel, pero por lo que se traduce de sus entrevistas y opiniones sí fue una buena persona, a quien le gustaba escribir novelas.

De su obra quizá no hayamos leído mucho, torpeza que casi siempre estamos a tiempo de enmendar, sin embargo, sí han sido varias las películas basadas en algunas

de sus novelas, de las que sobresale “Los santos inocentes”, absolutamente soberbia. Unos personajes perfilados al milímetro que te hacen comprender, aunque no lo vivieras, lo mucho de las miserias humanas de esa época, que es un poco también de la nuestra, aunque con otra máscara.

Perdemos a un gran escritor, que además ha contado con el favor del público, (ambas cosas no siempre van de la mano) que nos mostró, con la dureza de un ojo impasible, la España hosca, rural y perversa a través de unos personajes enfrentados a una soledad agresiva y opresiva de quien está en tierra hostil, pero que, al fin y al cabo, es su propia tierra, de la que no pueden desprenderse. Por eso, en el fondo, destilan cierta ternura, quizá por las penurias por las que deben pasar y también porque son, como quien les creó, buenas personas.

Miguel ya es otro destronado de la vida. Nos consuela que la muerte, según sus propias palabras, es solo un accidente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s