Spotify recorta servicios a los usuarios gratuitos

Logo_SpotifySeguro que a estas alturas muchos de vosotros y vosotras ya conoceréis la noticia del recorte de servicios de Spotify a los que usan su servicio de forma gratuíta. Por resumir: A partir de mayo los llamados “usuarios free” solo podrán escuchar el servicio durante 10 horas al mes, hasta el momento la restricción era de 20 horas a algunos usuarios que se habían inscrito sin invitación, así como sólo podrán escuchar un mismo tema 5 veces, supongo que al mes. La única salvedad se hace con los usuarios inscritos después de noviembre pasado, los cuales podrán seguir disfrutando del servicio como hasta ahora durante seis meses más.

¿Hace bien Spotify en limitar de una manera tan drástica el uso a estos usuarios? Es cierto que no pagaban, lo correcto sería “pagamos” ya que yo soy uno de estos usuarios gratuitos, pero a cambio hay que escuchar algunos anuncios que igual pueden aparecer cada muchas horas que varios seguidos entre canción y canción; y si bien los beneficios que se obtenían de la publicidad no pudieran ser muy cuantiosos sí creo que aún quedaba mucho camino por recorrer en cuánto a ingresos por publicidad (no olvidemos que para escuchar Spotify debes descargarte un programa propio que impide, que alguien me corrija si me equivoco, modificar nada para saltarse la publicidad sonora o visual) y con estas nuevas limitaciones acabarán perdiendo muchos usuarios que se decantarán por otras opciones como Grooveshark o Musicuo, no olvidemos que una buena idea es muchas veces copiada por otros como en este caso y las opciones disponibles en el mercado han aumentado exponencialmente desde la salida del reproductor sueco, que, a buen seguro, acabarán aprovechando este movimiento para hacerse con parte del pastel de usuarios que hasta ahora confiaban en Spotify.

Al igual que otros medios, creo que esta decisión se ha tomado en vista a la entrada de la empresa en el mercado estadounidense y las más que posibles condiciones que las discográficas hayan impuesto para su desembarco. Quizá temiendo el bajón de ventas de los portales de música, como iTunes, que allí tienen muy buena aceptación y un nivel de ventas muy superior a las de España, por ejemplo.

Deberían haber buscado otras soluciones, no digo que no debamos pagar por un buen servicio, pero sí creo que las posibilidades para obtener beneficios no solo pasan por recortar servicios a los usuarios gratuitos y esperar captar más usuarios premium. ¿Qué tal algo más de publicidad? O quizá una publicidad más eficaz donde deba intervenir de maneras más directa el usuario (encuestas, vídeos interactivos…), venta de mercadotecnia… O quizá podrían dejar de patrocinar eventos como el Día Mundial de la Juventud, que seguro que ahí se va un buen pellizco y no tengo muy claro que sea algo necesario para la empresa.

De cualquier forma, es su decisión y sólo el tiempo podrá mostrarnos si se han equivocado o si la jugada les ha salido redonda. Pero no me gustaría acabar sin comentar una idea que se me ha ocurrido mientras escribía este texto: ¿Por qué no lanzar al mercado un Spotify español, o europeo, que aproveche la buena acogida de este tipo de servicios que, además, ayudan a hacer descender lo que se vienen llamando las “descargas ilegales” de música en países como el nuestro donde las empresas discográficas sólo saben quejarse de lo malos que son los “internautas”? En España un servicio como el que Spotify venía ofreciendo hasta ahora no se puede dejar escapar pues ofrece una alternativa viables a todos aquellos que denuncian el “pirateo”.

votar

Anuncios

3 Respuestas a “Spotify recorta servicios a los usuarios gratuitos

  1. Pingback: Bitacoras.com·

  2. A mí lo que me cuesta entender es por qué en España no queremos pagar por las cosas y queremos que todo sea gratis. Yo me hice usuario de Spotify Unlimited (5€ al mes, un poco más que un paquete de tabaco o un par de cañas) y estoy muy contenta por el servicio que me está dando el programa… No cuesta ni lo que vale un CD y puedes escuchar un número ilimitado de canciones en tu ordenador de un catálogo muy amplio.

    Creo que tendríamos que entender que la creación de música vale dinero, ya que entra en juego el trabajo de los artistas implicados y de las discográficas, además del de Spotify como intermediario. En EEUU iTunes es muy exitoso porque la gente está concienciada de que se ha de pagar por el trabajo de los demás, además de las leyes disuasorias que pueda haber.

    Personalmente, aplaudo iniciativas como la de los creadores de Spotify en la creación de un nuevo modelo asequible para los usuarios y beneficioso para los artistas.

    • Hola IPOD,

      coincido contigo en que debemos pagar por los buenos servicios, y más cuando sus precios son verdaderamente bajos. Lo que no comparto es la idea de limitar tanto un servicio, y de una forma tan rápida, cuando tiene margen de funcionamiento y favorece la disminución de descargas por otras vías de los discos. Tampoco creo que la mayoría de españoles quieran tenerlo todo gratis, nos estamos creando una conciencia “tecnológica” nueva y los usuarios se están acostumbrando poco a poco a que se debe remunerar por algunos de los servicios que la Red nos ofrece.

      En cuando a que la creación de música vale dinero, es cierto a medias. Crear música no tiene porque costar dinero, cualquiera puede hacerlo, igual que cualquiera puede escribir un libro o pintar un cuadro, es el gusto personal lo que nos puede llevar a darle un valor a una obra determinada lo que nos llevaría a hablar de dinero. Pero en un principio no tiene porque costar dinero crear música. Claro está que los “artistas” quieren vivir de la música al igual que las discográficas, pero siguen anclados en modelos de negocio que, como precisamente ha demostrado Spotify, ya no son lógicos, y cada vez menos rentables.

      La tecnología permite a los músicos, y a otros muchos creadores, poder autogestionarse, evitar las trabas y los recargos económicos que suponen muchas veces las discográficas. Así que lo que se debería hacer, a mi parecer al menos en países como España, es buscar modelos de negocios basados en sistemas como Spotify, donde los usuarios pueden escuchar música de forma “legal” y los creadores ganar dinero con ello. ¿Cómo gestionar el negocio? Apuesto por crear diferentes servicios donde podamos encontrar desde el básico, con publicidad, limitación de uso al PC, pero sin limitación de tiempo; hasta servicios más premium donde no sólo se permita el uso en mútiples dispositivos si no que se añadan características exclusivas como puedes ser imágenes, vídeos, conciertos, libretos para descargar…

      ¿No es mucho mejor ganar 2 euros, por decir algo, haciendo que un usuario nos escuche a través de un servicio “legal” que quejarse porque mucha gente se descarga la música? Quizá el problema sea muchas veces la codicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s