El robo de identidad, a qué nos enfrentamos y cómo evitarlo

Robo de identidad

Uno de los principales problemas que encontramos a la hora de manejar datos privados es la posibilidad de que nos sustraigan esa información y la utilicen de forma fraudulenta, más aún hoy en día con el uso masivo de internet y la constante correspondencia que aún nos sigue llegando de entidades bancarias.

En un reciente estudio llevado a cabo por la consultora Dynamics Market, y presentado por la compañía de material de oficina Fellowes dentro de su mes dedicado al robo de identidad, basada en encuestas realizadas a 5.507 personas mayores de edad de Francia, España, Italia, Alemania, Polonia, Rusia, Holanda, Bélgica y Reino Unido, descubrimos patrones muy claros sobre los problemas que crea la mala gestión, e incluso los descuidos, de los datos personales tanto nuestros como de otras personas cuando, por ejemplo, trabajamos en una oficina. Algunas de las situaciones más típicas que refleja este estudio son:

  • El 18% de los españoles ha sido víctima del robo de identidad, cifra superior en un punto a la media europea, pero baja en comparación con el 24% de británicos que sufrieron el mismo delito.
  • El robo de identidad llega a suponer un coste económico de 7.916 euros por persona y año (en el caso del conjunto español esa cifra se rebaja hasta los 5.588 euros), aunque se han dado casos de hasta 1.097.550 euros. De hecho la principal motivación para robar una identidad es la económica.
  • El robo de identidad está creciendo entre los ciudadanos hasta el punto de que se sitúa como la segunda preocupación tras la pérdida o robo de la cartera o monedero.
  • En España, las víctimas de este tipo de robos tarda hasta 6,9 meses en darse cuenta de la sustracción y otros 4,4 en poder solucionarlo.

Con cifras como éstas es normal que crezca cada día la desconfianza en la utilización de nuestros datos, tanto en formato digital como en físico, por ello hay que tomar una serie de precauciones, como pueden ser:

  • En el caso de nuestros datos digitales, el uso de antivirus legales y actualizados, ya sean gratuitos o de pago, cercionarnos bien de la calidad de la empresa con la que compartimos estos datos, en el caso de compras online que, por ejemplo, tengan el sello de Confianza Online, u otros iguales dependiendo del país donde se encuentre la empresa, y el de los distintos bancos o entidades de gestión de cobro, comprobar la autenticidad de los emails recibidos y desconfiar de cualquiera que nos pida datos privados, ante la menor duda lo mejor y más recomendable es llamar directamente a las empresas.
  • En el caso de nuestros datos en formato físico, tenemos que procurar tenerlos guardados a buen recaudo y destruir correctamente los que ya no usemos, no sólo hay que romperlos, lo mejor es destruirlos, por ejemplo con una destructora de papel, pues los ladrones pueden recomponer los papeles rotos que sólo hemos rasgado. Tampoco tenemos que dar nuestros datos a cualquier persona o empresa que nos lo pida, no sabemos qué pueden hacer con ellos y a quién pueden cederle esa información.

Aunque, como siempre, la mejor protección sigue siendo el sentido común.

votar

Anuncios

2 Respuestas a “El robo de identidad, a qué nos enfrentamos y cómo evitarlo

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s