Aquí tenéis a un Bulldog Francés con unas ganas locas de subirse a la cama, supongo que a llenarlo todo de pelo. Sinceramente ni siquiera se qué decir para comentar el vídeo, sólo que cada ver que me acuerdo del pobre perro no puedo dejar de reírme pensando en esos ladridos tan “sui géneris” que tiene. No me negaréis que a partir del minuto 0:48 tiene todas las papeletas para dedicarse al mundo del folclore como “cantaor”.

FUENTE | finofilipino

votar

Anuncios