Ahora que ya han pasado los reyes y sus correspondiente resaca, véase ilusión o desilusión y posible cambio o devolución en tienda, os traigo un vídeo donde unos padres les regalan a sus hijos los regalos más cutres posibles para ver su reacción. Pobres niños y niñas.

Todo nace de un reto de Jimmy Kimmel para ver precisamente cuál sería la reacción de los niños ante regalos cuanto menos inesperados y lo cierto es que hay reacciones para todos los gustos.

votar