Me gustaría saber cuándo fue la última vez que la Federación Internacional de Ajedrez tomó una decisión sin que nadie protestara ya sea por lo absurdo o por lo parcial de la misma. La última polémica, que ya viene de largo, es que la Federación Noruega de Ajedrez ha enviado una carta abierta a la FIDE para solicitarle que abra el concurso para albergar el Campeonato del Mundo de Ajedrez que jugarán Anand y Carlsen en noviembre.

Ahora mismo el campeonato se celebraría en Chennai, India, después de que esta sede se quedara sin poder celebrar el anterior encuentro mundial y la FIDE decidiera que a ella le convenía la oferta que los indios han realizado, parece ser que todo se traduce en menos dinero para los jugadores pero más para la federación internacional que veía con malos ojos como otros opciones, como la noruega, no contemplaban una suma de dinero para ellos pero sí que mejoraban la de los jugadores.

Sinceramente creo que Kirsan Ilyumzhinov y su cohorte son un problema para la credibilidad y la mejora de la imagen del ajedrez pero son casi imposibles de cambiar hoy en día debido a sus “acuerdos” con muchas federaciones, sobre todo de zonas en desarrollo de las cuales se aprovechan en gran medida; con la cuestión del próximo enfrentamiento entre Carlsen y Anand han quedado retratadas sus ideas, ellos quieren poder y dinero para los suyos, pero los suyos no son los jugadores, son aquellos que gobiernan con desmanes el ajedrez mundial.

Podéis leer la carta, en inglés, en la web de The Week in Chess.

FUENTE | Twitter de Federico Marín Bellón

votar

Anuncios