Los tramposos en el ajedrez se están convirtiendo en una plaga, una difícil de eliminar ya que acaba afectando hasta a los niños, en esta ocasión han pillado a un chaval de 12 años con un móvil en el bolsillo analizando su partida.

Puedes leer la noticia completa en el blog Jugar con Cabeza.

votar

Anuncios