¿Qué pasaría si juntaras a una camada de perros con unos pocos meses de vida y a una de gatos en las mismas circunstancias que no han visto a ningún animal de la especie contraria? Pues esto:

Como veis eso de que los perros y los gatos se llevan mal no es del todo cierto, al menos si los presentas de pequeños.

MÁS INFORMACIÓN: Curiosidades en Xankaclan


Si te ha gustado esta entrada puedes votarla en Bitácoras.com
votar

Anuncios