El gran maestro ruso, actual número 7 de la lista mundial Elo, ha anunciado durante la última ronda del torneo Wijk aan Zee su retirada del ajedrez profesional para concentrarse en otros proyectos vinculados a la educación y al ajedrez infantil.

Con su retirada, el ajedrez mundial pierde a uno de los últimos baluartes de la «vieja guardia», el jugador que logró destronar al temible Garry Kasparov en el año 2000, poniendo fin a quince años de dominio de la corona por parte del «ogro de Bakú».

A Kramnik también se debe en buena medida la reunificación del título de campeón mundial de ajedrez con su encuentro ante Topalov. Un encuentro muy polémico en el que el jugador ruso se proclamó vencedor en los desempates.