Hoy en día existen muchos navegadores web, gracias al proyecto Chromium, que te ofrecen múltiples opciones para adaptarse al gusto de los usuarios. Uno de ellos es Brave. Un navegador creado por Brendan Eich, creador de JavaScript y uno de los fundadores de Mozilla, que se centra en ofrecer a sus usuarios la máxima privacidad y además consigue que puedas navegar dos veces más rápido en ordenadores de sobremesa y hasta ocho veces más rápido en dispositivos móviles.

Navegador Web Brave

Para conseguir que el usuario pueda navegar de forma privada y segura Brave dispone de múltiples opciones como son:

  • Bloqueo de rastreadores.
  • Bloqueo de scripts.
  • Bloqueo de publicidad.
  • Uso obligatorio de HTTPS.
  • Bloqueo de Redes Sociales.

Y otras múltiples opciones que se van añadiendo con el tiempo.

Ofrece también Brave la opción de unirse a Brave Rewards, un programa a través del que podemos ver anuncios en las webs y conseguir con ellos Basic Attention Tokens (o BAT), una criptomoneda basada en Ethereum que podemos usar para pagar a las webs y proyectos que nosotros queramos, siempre que estos estén adscritas al programa Rewards de Brave, por ejemplo Wikipedia es una de ellas.

Para mejorar aún más la privacidad, disponemos del modo incógnito y de un modo incógnito con TOR.

Brave con TOR

Este modo que podríamos llamar «súper incógnito» desvía nuestra navegación a través de múltiples servidores con una conexión cifrada que consigue ocultar la dirección IP desde la que estamos navegando. Esta opción, eso sí, nos hará navegar algo más lento y puede que algunas webs no funcionen. Pero la opción está disponible por si nos animamos a usarla.

Brave está disponible tanto para ordenadores de sobremesa: Windows, Linux, macOS; como para smartphones: Android e iOS.