DGT presenta el DGT 1001, un reloj de ajedrez barato y resistente

El DGT 1001 es un reloj pequeño y robusto.
El DGT 1001 es un reloj pequeño y robusto.

Aún recuerdo la primera partida que jugué con un reloj DGT cronometrando el tiempo. No era la primera vez que jugaba con un reloj digital, en el club un compañero tenía un NOVO de madera maciza, pero la sensación de estar jugando con el DGT Plus, aquel con el que los grandes maestros se batían en duelo en los torneos más importantes era algo completamente diferente.

Con el tiempo han ido surgiendo nuevas marcas y modelos pero la holandesa Digital Game Technology sigue siendo indiscutiblemente la reina de los relojes de ajedrez. Además en DGT no solo se han preocupado de mantener la hegemonía de los relojes que podríamos llamar profesionales, también han ido añadiendo nuevos productos que cubren otros nichos de mercado; en dicha estrategia se enmarca su nuevo reloj.

DGT 1001.

La mayoría de relojes de ajedrez tienen unos precios elevados que los hacen caros para los jugadores ocasionales o para un regalo a un amigo o un niño que está empezando a jugar. Quizá pensando en ello DGT ha puesto a la venta el DGT 1001, un reloj sencillo, compacto y duradero a un precio muy atractivo.

Recién sacado de la caja.
Recién sacado de la caja.

El DGT 1001 es un reloj de aspecto clásico en la marca: alto y con amplios pulsadores, aunque con un tamaño bastante menor que un DGT 2010 pero la misma sensación de robustez que sus hermanos mayores. Dispone de una generosa pantalla capaz de albergar hasta cinco dígitos por jugadores: hora, minutos y segundos. En la parte superior dispone de dos pulsadores, uno en cada extremo separados por cuatro botones para encender y apagar, poner en marcha o pausar, así como dos para añadir o restar tiempo; que no se elevan al ser pulsados pero emiten un clic que permite cerciorarnos de que hemos pulsado.

Controles de tiempo.

Si vas a jugar partidas con incremento de tiempo este no es tu reloj. El DGT 1001 es más bien un reloj de corte clásico donde las partidas tienen un tiempo máximo que discurre de forma inexorable, en este aspecto es igual que el DGT Easy. Pero esto no tiene porque ser malo, como ya he dicho creo que por precio y características el DGT 1001 es más un complemento de otro reloj superior, o un genial regalo para amigos o gente que empieza su andadura en los 64 escaques. Pensándolo bien también es una gran compra para esos negocios que disponen de juegos de mesa para sus clientes: imaginemos llegar al bar de siempre y disponer de un tablero, piezas y un reloj con el que pasar la tarde jugando partidas de ajedrez, o damas, Scrable, Monopoly, Carcassone… porque los relojes de DGT también puedes ser utilizados en muchos otros juegos además de que nos trae a este blog.

La alternativa barata.

Cuando pensamos en el precio de un reloj de ajedrez sabemos que como mínimo nos tocará desembolsar de 40 a 50 euros para comprar algo de calidad. En el DGT 1001 esto no se cumple, podemos comprarlo por solo 21,90 euros sin renunciar por ello a la calidad de acabados a los que nos tiene acostumbrados Digital Game Technology ni, por supuesto, a sus dos años de garantía.

La caja del DGT 1001 está hecha en un cartón muy duro perfecto para su transporte.
La caja del DGT 1001 está hecha en un cartón muy duro perfecto para su transporte.

Así no puede negarse que por menos de 22 euros estamos ante una alternativa perfecta a los relojes profesionales cuando estos últimos no son tan necesarios: como regalo de Reyes, un amigo invisible, un cumpleaños, incluso dado su reducido tamaño para llevarlo en la mochila y jugar unas partidas en la calle donde emular el estilo de Central Park de Nueva York.

Prueba de uso.

La gente de DGT me envió un DGT 1001 para probarlo y poder escribir este artículo de primera mano y tengo que decir que el reloj me ha encantado y de hecho se ha convertido en el accesorio perfecto para el tablero de ajedrez plegable que llevo en la mochila. Se nota que el plástico con el que está construido es de buena calidad y el color negro y blanco, hay otra versión en blanco y azul, le sientan de maravilla y le dan un empaque mayor del que por precio tendría.

Mi experiencia de uso ha sido muy positiva, la pantalla no refleja una vez estás jugando y el símbolo de “bandera caída” se ve muy bien, también podemos activar los avisos sonoros que comenzarán cuando queden cinco segundos en alguno de los dos bandos. El tacto de los pulsadores es ligeramente rugoso y responde muy rápido, lo que se agradece en partidas rápidas. Otro aspecto positivo es la buena construcción de la caja con la que se vende, está realizada en un cartón grueso que facilita poder llevar el DGT 1001 a cualquier lado sin que sufra daño alguno.

El único pero que podría ponerle es que no cuenta con aumento de tiempo pro jugadas, pero por el precio que tiene es un mal menor que no impide disfrutar de este reloj.

Cuenta atrás.
Cuenta atrás.

Dónde comprarlo.

El DGT 1001 está disponible en la mayoría de tiendas online de ajedrez españolas y extranjeras, además puede comprarse a través de la tienda oficial de DGT.

MÁS INFORMACIÓN: Ajedrez en XankaClan


Si te ha gustado esta entrada puedes votarla en Bitácoras.com
votar

Energy Phone Colors, el smartphone por menos de 70 euros que te sorprenderá

Si algo bueno tiene el «universo Android» es la cantidad de modelos entre los que los usuarios pueden elegir: desde la gama más alta hasta aquellos pensados para usarse en las tareas más básicas como WhatsApp y llamadas. Mucha gente cree que necesita un móvil de gama alta para poder disfrutar de una gran experiencia de uso, y era verdad hasta hace un par de años, Pero de un tiempo hasta hoy las empresas están lanzando smartphones con características antes reservadas para móviles de más de 100 y 200 euros a precio por debajo de las tres cifras, a ello contribuyó también que Android 4.4 mejorara mucho su funcionamiento en equipos con hardware modesto.

Una de las empresas que ha apostado por el lanzamiento de terminales Android con buenas especificaciones y, aún así, asequibles, es la española Energy Sistem; muestra de ello es el smartphone del que hoy quiero hablar, el Energy Phone Colors.
Cuando se habla de teléfonos baratos muchos creen que tendrán unas especificaciones mediocres y que servirán poco más que como pisapapeles con WhatsApp, pero en Energy Sistem han entendido que un buen móvil no tiene que estar reñido con un buen precio:

  • 3 carcasas intercambiables de color incluidas.
  • Procesador de doble núcleo ARM Cortex A7 1GHz y GPU Mali-400.
  • Pantalla táctil TFT-LCD de 4.0” (WVGA
    800×480 píxeles).
  • 4GB de memoria interna ampliable hasta 64GB mediante tarjetas microSD-HC/XC.
  • 512MB de memoria RAM.
  • Función GPS vía satélite para la navegación más precisa y fiable.
  • WI-FI N: módulo 802.11 b/g/n para la máxima velocidad de conexión a Internet.
  • BLUETOOTH 4.0: Conexión inalámbrica para auriculares, altavoces y otros dispositivos Bluetooth.
  • Dos entradas de tarjeta tamaño SIM para libre elección de operadora.
  • Doble cámara: una frontal y otra trasera de 5.0Mpx Auto-Focus para videoconferencias, fotografías y vídeos.

Y todo lo anterior por un precio oficial de 64,90 euros (IVA incluido), aunque en Amazon se llega a encontrar por menos de 60 euros.

Este es el terminal que he probado gracias a un amigo.
Este es el terminal que he probado gracias a un amigo.

¿Y de verdad funciona bien?

Pues sí, el teléfono tiene un buen funcionamiento, muy buen si tenemos en cuenta el rango de precios en el que se mueve, incluso su construcción y tacto están lejos de lo que podría considerarse un producto de gama baja. El Energy Phone Colors utiliza un procesador Mediatek de doble núcleo para moverse, una marca que a muchos no gusta pero que mueve muy bien el sistema, Android 4.4 con algunas modificaciones para hacerlo más fluido, con los 512 mb de RAM que acompañan al procesador.

Aunque se indica que el Energy Phone Colors cuenta con 4 gb de memoria interna hay que tener en cuenta que parte de esta memoria se utiliza para el sistema operativo, pero a diferencia de otras marcas, como Sony sin ir más lejos, disponemos de algo más de 2 gb de memoria libre para nuestras aplicaciones, memoria que podemos ampliar aún más gracias a uno de los puntos que más me ha gustado: pueden desinstalarse las aplicaciones de Google por completo, no se quedan Inhabilitadas ocupando espacio para nada, así que para u uso normal tenemos más que suficiente con la memoria interna disponible más una SD para música, películas, fotos…

El smartphone dispone de conexión 3G, no es la más rápida pero tampoco su precio entra a competir contra las últimas novedades del mercado, además de Wi-Fi N, GPS y Bluetooth 4.0 para asegurarse una buena conexión con todo tipo de dispositivos. Debo señalar aquí que el Phone Colors recibe más señal WiFi que otros móviles que he probado, donde otros ni siquiera lo «olían» éste recibía casi el 50% de la señal. El terminal es Dual-SIM y utiliza tarjetas SIM normales, nada de micro o nano SIM.

En cuanto a fotografía y vídeo el Energy Phone Colors ofrece dos cámaras, una trasera de 5 megapíxeles con flash LED y auto foco, suficiente para subir fotografías de calidad a cualquier red social o imprimirlas a tamaños reducidos, y una delantera para videollamadas, no se especifica pero la delantera debe ser VGA.

Dos cosas más a destacar del Phone Colors son sus tres carcasas intercambiables (negra, azul y rosa) y la lámina protectora de pantalla que trae en la caja, así podemos evitar que se raye la pantalla desde el primer momento. También podemos comprar por 10’90 euros una flip cover que cubra todo (además Energy Sistem ofrece la posibilidad de contratar por 6,95 euros al año un seguro de rotura de la pantalla).

Con un precio por debajo de 100 euros alguna pega debe tener este móvil. En este caso la pantalla de 4 pulgadas es TFT-LCD, nada de IPS que mejore la visión lateral, aunque tampoco es nada dramático y es cuestión de acostumbrarse porque de frente la vista es muy buena, tampoco dispone de ningún cristal protector pero con la lámina de plástico y una buena funda tampoco eso debería ser mayor problema. Otro punto flaco, quizá el que menos me ha gustado, es que la batería se queda en unos cortos 1450 mAh que dan para un día de uso medio/intensivo y con el tiempo habrá que ver cómo evolucionan.

Conclusión.

No debemos perder de vista que estamos hablando de un terminal de menos de 65 euros, así que, pese a los pocos inconvenientes que le he encontrado, es uno de los mejores candidatos para su uso como smartphone de regalo a un hijo o para aquellos que, como yo, hacemos de él un uso moderado de las aplicaciones y no necesitamos cargar el móvil con decenas de aplicaciones que al final no utilizamos.

Mi recomendación es que por el precio que tiene en estos momentos (y los 36 meses de garantía que da Energy Sistem) se merece una oportunidad porque estoy seguro que a muchos de los que pueden ser reacios a un terminal de este precio les acabará convenciendo.

MÁS INFORMACIÓN: Android en XankaClan.es


Si te ha gustado esta entrada puedes votarla en Bitácoras.com
votar

Probando el Philips Sonicare EasyClean

Gracias a Trnd he probado durante 8 semanas los nuevos cepillos dentales de Philips con tecnología sónica. Esta tecnología permite que el agua y la pasta dentífrica lleguen a más puntos de la boca e incluso con mayor eficiencia a través de los espacios interdentales; de esta forma la limpieza es más profunda que con un cepillo eléctrico tradicional.

Y todo eso se cumple. El modelo que he podido probar, EasyClean, dispone no solo de la tecnología sónica si no también de avisos, en forma de movimiento vibratorio, para que cambiemos de zona de limpieza cada 30 segundos y así hasta su apagado a los 2 minutos de uso. Todo muy cómodo.

Así que ahora hay una alternativa mejor a los tradicionales cepillos eléctricos, aunque, como en todo, alguna pega tiene este cepillo; en este caso creo que los cabezales tienen un precio excesivo, 25,99 euros 3 cabezales en la tienda online de Philips, muy por encima de otros productos existentes en el mercado. Esta diferencia me llevó a pensar en la similitud que tiene la industria de las impresoras: impresoras baratas y recambios muy caros.

¿Merece la pena pagar el precio de este cepillo y los posteriores recambios? Yo creo que sí, la diferencia merece la pena.

votar

Xankanálisis: DGT 960, el reloj de Ajedrez perfecto para llevar en el bolsillo

La empresa holandesa DGT Projects, especializada en relojes y tableros de Ajedrez digitales, debió pensar hace 3 años que a los aficionados a este deporte les hacía falta un reloj que se alejara del resto de modelos y creó este DGT 960.

A simple vista nos encontramos con un dispositivo extremadamente portátil (plegado sólo mide, en centímetros: 14 de largo – 2,3 de alto – 6,5 de ancho) y vistoso gracias a sus grandes pulsadores rojo-anaranjados. Además dispone de una pantalla muy clara y sencilla de leer para que los jugadores puedan conocer la información de un vistazo que queda protegida cuando plegamos las dos mitades. Tan sencillo es el reloj que con cuatro botones y una cruceta tenemos a nuestra disposición todo lo que nos ofrece este DGT 960.

EL DGT 960 junto a su hermano mediano

¿Y qué nos ofrece?

Nos ofrece un reloj básico, no dispone de periodos para diferentes momentos de la partida pero sí de incremento o de retardo por jugada, porque está pensado como un complemento a sus hermanos mayores, el DGT 2010 o el XL, o como reloj para regalar a aquellos aficionados que sólo quieren pasar un buen rato o llevarlo en la mochila. Eso sí, dispone de un modo de juego muy divertido y diferente, que no podemos encontrar en ningún otro modelo del mercado en la actualidad, el 960; este modo nació de la mano del genial Bobby Fischer y se basa en la idea del estadounidense de eliminar la ventaja de los jugadores que conocen mejor las aperturas y empezar la partida en igualdad de condiciones, para ello propuso que las piezas mayores cambiaran su sitio tradicional antes de comenzar la partida y borrar de un plumazo los libros de teoría existentes; de esta forma encontramos 960 posibilidades para iniciar las partidas y todas ellas están disponibles en este DGT con sólo una pulsación y un vistazo a la parte inferior de la pantalla donde aparecerá, aleatoria o manualmente, una de estas posiciones.

 

Primer plano del DGT 960

Nos ofrece también un reloj muy bien acabado, algo que viene siendo norma en todos los productos de DGT Projects, y que con una sola pila de botón, tipo CR2032-3V, tiene una duración muy larga.

 

Detalle de la pila del DGT 960

Solo un pero, los pulsadores no se levantan para indicar a quién le toca jugar y eso lo tenemos que ver en la pantalla con un par de triángulos enmarcando el tiempo del jugador en liza, aunque tampoco supone mucho problema una vez te has acostumbrado.

En la práctica, la unidad que DGT me prestó, la he usado en partidas con amigos y hemos podido disfrutar de un buen reloj en muchas partidas tanto en casa como al aire libre gracias a llevarlo en uno de los bolsillos de la mochila, y el 960 ha aguantado muy bien el uso en partidas rápidas y el transporte de un lugar a otro.

En definitiva, DGT nos ha brindado el perfecto compañero de viajes de los amantes del Ajedrez y el mejor regalo para las personas que se inician en este deporte y buscan un reloj sencillo, a la vez que divertido gracias a su variante 960, y con un precio contenido.

votar